• slideshow
  • Slideshow

CIUDAD ANTIGUA DE HOI AN

 

 

En esta bonita parte de Hoi An, perfectamente conservada, podrás ver desde pagodas de madera hasta laboriosos sastres gracias a su mezcla cultural.

Hoi An dejó de ser uno de los puertos principales a finales del siglo XVIII, por lo que no ha sufrido la modernización de otras zonas cercanas, como Da Nang. Además consiguió evitar grandes daños durante las numerosas guerras que han asolado el país, por lo que conserva una imagen única del pasado. El puerto sigue funcionando de forma tradicional y la pesca, junto con el turismo, es la principal fuente de ingresos de la zona. En 1999 la Ciudad Antigua de Hoi An fue declarada patrimonio de la humanidad. 


La Ciudad Antigua ofrece muchos aspectos impresionantes. En primer lugar, gran parte de ella está construida con madera. Algunos de sus monumentos, como el Puente Japonés con su pagoda de madera combinan arte y arquitectura. 

Además, como muchas ciudades portuarias, Hoi An ha acogido a varias comunidades de diversas culturas y esto se refleja en sus edificios. Paseando por la Ciudad Antigua verás villas coloniales junto a templos chinos. 

Acércate a la orilla del río Thu Bon por la mañana temprano para ver a los comerciantes tradicionales con sus sombreros cónicos regatear el precio del pescado. El mercado central de Hoi An, situado en las inmediaciones, también merece una visita. Hoi An es conocida además por sus casetas de seda y el oficio de sus sastres. Podrán tomarte las medidas para un traje y tenerlo listo para ti antes de que te vayas. Los comerciantes del mercado pueden ser muy convincentes, deberás demostrar tus dotes para el regateo. 

La cerámica también ha jugado un papel muy importante en el pasado de Hoi An, y varios museos de la Ciudad Antigua dan muestra de ello. Visita el Museo del Comercio de Cerámica para entender su importancia. En el Museo de la Cultura Sa Huynh se exponen más de 400 objetos de cerámica. 

Intenta que tu visita a la Ciudad Antigua coincida con la Noche Legendaria de Hoi An. Durante este festival de la luna llena se prohíbe el acceso de vehículos y hay música y bailes tradicionales, puestos de comida y farolillos por todas partes adem 

LUGARES DE INTERÉS

TEMPLO CHINO PHÚC KIẾN

Este edificio fue construido en el siglo XVII por marineros chinos huídos de la provincia de Fujian tras caer la dinastía Ming. El templo de este complejo está dedicado a la diosa del mar y protectora de los pescadores y marineros, Thien Hau. Este fue el lugar de reunión de los marineros y comerciantes chinos, se reunían en estos salones de asambleas principalmente por la facilidad de comunicarse en su propio idioma. El 17 de febrero de 1990, se incluyó como vestigio histórico nacional. Tiene como característica las ofrendas espirales de incienso con forma de cono, dependiendo de su tamaño pueden llegar a tardar en consumirse un mes entero. En la parte delantera tiene un jardín muy bonito con tiestos grandes con bonsais. 

PUENTE JAPONES

Este representativo ejemplo de la arquitectura del siglo XVII es todo un monumento en Hoi An y uno de los puentes más famosos de Vietnam.

El Puente japonés es una de las estructuras más famosas de esta ciudad, que destaca por su arquitectura antigua. 

El puente, que está cubierto por una pagoda, fue construido originalmente por la comunidad japonesa de la ciudad, a principios del siglo XVII. Su objetivo era unir a los comerciantes japoneses con los comerciantes chinos que vivían en la orilla este del canal. Por lo tanto es un símbolo de paz y amistad, además de una estructura práctica. Hoy en día el puente es una de las principales atracciones turísticas e ideal para llevarse una foto de recuerdo. 

El Puente japonés cubre una parte estrecha del canal, uniendo las calles de Nguyen Thi Minh Khai y Tran Phu. Se ha reconstruido muchas veces desde su creación, pero aún conserva su carácter y su fuerte estilo japonés. Hay un cartel en el puente con los nombres de todas las personas que participaron en su reconstrucción. Sin embargo no se sabe quién fue el arquitecto que proyectó el puente original. 

La señal de madera que cuelga a la entrada del puente se instaló en el siglo XVIII para cambiar el nombre de "Puente japonés" a "Puente para los viajeros que vienen desde lejos". Dentro de la pagoda hay un santuario dedicado al dios Tran Vo Bac, del que se cree que controla el agua. 

No te pierdas las esculturas de animales que hay a la entrada y a la salida del puente. En un extremo hay un perro y en el otro un mono. Dicen que es porque la construcción se comenzó en el año del perro y se completó en el año del mono. 

Para atravesar el Puente japonés hay que pagar un pequeño importe. Tómate tu tiempo para recorrer las cafeterías y galerías de arte que bordean las calles a ambos lados del puente. Ten cuidado con los precios, que a menudo son demasiado altos en estas zonas turísticas. El puente es uno de los mejores lugares para llevarse una foto de Hoi An. Si vienes de noche lo verás iluminado con farolillos.

CASA ANTIGUA TẤN KÝ

En la casa Tan Ky podemos hacer una visita a una antigua casa familiar de principios del siglo XIX. Aquí nos sumergimos en un lugar muy especial para satisfacer tres influencias arquitectónicas: ideogramas chino, japonés por sus techos y europeos en su balcón de la calle. También en la casa se vende los animales de los anos zordiaco y los simbolos típicos de la cultura que protege la casa o da buenas suerte y felices. 

MERCADO CENTRAL

Compra productos locales frescos, degusta comida tradicional en la calle y perfecciona tus habilidades de regateo con una visita a este bullicioso, animado y colorido mercado a pie de río.

Disfruta en tu viaje a Hoi An de una aventura culinaria en el Mercado Central, un mercado a pie de río rebosante de puestos de venta de hierbas, especias, aves de corral vivas y productos frescos. Puedes aprovechar para comprar suvenires y ropa o probar las especialidades de la gastronomía local y los platos predilectos de los vietnamitas en la sección de comidas del mercado.

Durante el día encontrarás mucho bullicio, puesto que tanto los lugareños como los turistas vienen aquí a hacer sus compras. Si te apetece comprar algo de pescado deberás llegar al mercado a primera hora de la mañana, momento en que los pescadores descargan sus capturas. Aunque el pescado no te guste especialmente, podrás disfrutar igualmente del dinámico y bullicioso espectáculo que supone ver regatear a los vendedores y a otros compradores locales.

Recorre después el resto del mercado, encontrarás fruta fresca, hortalizas, hierbas y especias como chile en polvo y azafrán. Fíjate en los puestos en los que se venden patos y pollos vivos.

Visita la enorme sección de comida y prueba platos tradicionales vietnamitas como el pho, una sopa de fideos. Pide especialidades de la gastronomía local como el cao lau, una sopa de fideos de arroz. Cada puesto prepara solamente una pequeña variedad de platos, basada normalmente en recetas familiares únicas. Todos los vendedores trabajan de forma conjunta, por lo que podrás pedir platos de diferentes puestos y te los llevarán al comedor.

Después de la comida, continúa el recorrido por el mercado. Busca los puestos de venta de suvenires y podrás encargar a un sastre la confección de ropa a medida. Hay varios de ellos en el mercado, y confeccionan trajes, vestidos y chaquetas, entre otras prendas. Aunque los precios son aquí más bajos que en otros lugares, regatea para comprar a precio de ganga, ya que lo normal es que el primer precio que oigas esté inflado.

El Mercado Central está situado en el casco antiguo, entre dos de las principales vías públicas de Hoi An: la calle Tran Phu y la calle Bach Dang.  Está justo enfrente de la isla Cam Nam, al otro lado del río, y abre todos los días desde primera hora de la mañana hasta la noche.


 

 


 

 

 

Hotline +84 986 566 985 Tel +84 462 660 662 Ms Phuong Sara
Soporte en línea

Procesando ...